Menospreciar la docencia

menospreciar.jpg

Hay veces que cuando alguien comenta que es profesor, las personas no hacen un gesto de admiración como lo harían si la persona dice que trabaja en una gran empresa y es un importante ejecutivo. 

Se piensa erróneamente que la persona que es profesor, es porque no pudo trabajar en otro lado y no tiene más opciones. Es un error. Si bien no todos están dando clase por gusto, hay profesores que si lo hacen por vocación. 

En tiempos pasados, ser profesor era un signo de estatus. Ahora se le perdió el respeto a dicha profesión. Hay que recordar que los que tenemos el privilegio de no ser analfabetas es gracias a la dedicación de un maestro. Rescatemos el respeto por el trabajo del profesor.

Anuncios

7 Respuestas a “Menospreciar la docencia

  1. Hola Pablo, yo creo que no tendría que pasar, más bien tenemos nosotros hacer que pase. A las personas les importa cada vez menos el educarse. Creo que debemos hacer que les importe de nuevo.

    ¿Ideas???? Sigo pensando…. cuando algo se me ocurra… igual y lo publico

    Saludos

  2. Lo que está claro en todo este asunto, es que la docencia ha sido ninguneada durante muchos años en la sociedad.

    No nos valoran el trabajo que desempeñamos. Es increíble pero cierto. ¿Qué tiene que pasar para que valoren nuestro trabajo?

    Un saludo. Pablo.

  3. Jajajaja, no creo que todos los buenos se vayan (pecando de soberbia), aún doy clases y espero haciéndolo mucho tiempo, también conozco a varios muy buenos maestros jóvenes que lo hacen, pero desgraciadamente es la minoría; la mayoría . . . . (suspiro) mejor ni hablamos.

  4. Moria,

    Pues no puedo competir contra ese razonamiento. Sin embargo creeme no todos los buenos nos vamos…si de consuelo te sirve.

    Suerte!!!

  5. Yo creo que lo de los sueldos importa y mucho, sigamos esta cadena de razonamientos lógicos (y aclaro que yo también soy profesor de una universidad pública):

    – tenemos malos y buenos egresados de cada carrera y de cada escuela
    – la mayoría de los buenos egresados terminarán consiguiendo un buen empleo, los egresados mediocres o malos, por lo regular terminarán consiguiendo empleos regulares.
    – si soy un buen egresado que tengo la vocación de la docencia, me dedico totalmente a ella durante una tercia de años y no progreso absolutamente nada a nivel laboral (típico del IPN o UNAM), es decir, no obtengo no digamos un sueldo competitivo, sino un trabajo constante y medianamente bien pagado, pues lo lógico es que me vaya de ahí, punto.
    – si soy un egresado mediocre o malo, me voy a dar clases, ya que como los buenos egresados normalmente se van, habrá vacantes; y como me cuesta trabajo competir en el mercado laboral entonces me esperaré en la institución hasta lograr lo que el otro no logró.

    Desgraciadamente, esto lo veo muchísimo en donde estoy, buenos maestros que se desesperan ante la lentitud de obtener algo bueno de la institución y maestros malones que como no pueden competir se ven en la necesidad de quedarse mal pagados en las instituciones.

  6. Gonsalo,

    Si puedo linkearte desde mi blog, sólo necesito la dirección de tu blog y listo.

    Por otra parte, la exigencia esta, de hecho acabo de presentar mi examen de admisión a la UNAM para una segunda licenciatura, y te puedo decir que el examen no es tan sencillo.

    La mejora salarial es díficil, ya que del total que se le asigna a la educación el 8O% se destina a pagos salariales. Sin embargo, el salario y lo demás insisto no debe menospreciar por las personas el trabajo, es un trabajo tan noble como cualquier otro.

    Dilema grande para los gobiernos.

    Gracias por visitar el blog espero no sea la última vez.

  7. Empezemos por poner mas exigencia para el ingreso a las instituciones educacion superior y mayores mejoras salariales , en cuanto a la calificaion de la excelencia docente , a grades razgos vamos mejorando ..saludos y buen blog
    te linkeo desde el mio puedes hacer lo mismo desde este blog?
    esoy empezando en esto, soy estudiante de psicopedagogia