Nacer mujer en China

nacer-mujer-en-china-i0n6394951SIN TAMBORES NI TROMPETAS. Órgano informativo y de análisis de la UPIICSA. UPIICSA-IPN. Ene-Mar. Año 9. No. 47. 2008. México, D. F.

Existe variedad de libros que contienen relatos reales de mujeres, pero, “Nacer mujer en China”, es punto y aparte en este rublo de testimonios. No sólo narra quince historias desgarradoras, también describe con precisión una China de antes, durante y después de la revolución cultural de Mao Tse-tung (Zedong).

 Primer libro de Xinran Xue, una influyente locutora de radio en Nanjing. Su programa diario: “Palabras en la brisa nocturna”, da un giro violento en 1989 cuando recibe una carta de un muchacho que vive en una aldea lejana y le cuenta como una joven mujer fue vendida a un anciano y éste para evitar que huya la tiene atada por la cintura con una cadena, que la lastima y le causa infecciones recurrentes. El joven clama ayuda pronta porque no puede ya seguir viendo como la muchacha sufre y muera como muchas antes que han sido vendidas a ancianos de su aldea. Por supuesto pide el anonimato porque si los aldeanos lo descubren, expulsarán a su familia.

Xinran no puede creer lo que lee, y menos para los tiempos de “apertura” que vive su país en esos momentos. Es cuando decide que el sufrimiento ancestral de la mujer china debe conocerse. Su primera batalla a librar, es el permiso para que el Partido apruebe contar algunas historias al aire; por supuesto, siempre y cuando no atenten contra la integridad de la China “libre”. Posteriormente vencer las tradiciones, misticismo, miedos, burocracia, entre otras cosas para ir recabando las historias.

El libro resume los relatos que Xinran sintió más suyos, más vividos por ella según las mujeres le iban contando. No presenta una serie de vivencias separadas, es un todo que al tiempo que narra la vida de las protagonistas, narra la vida de la autora para abrirse paso dentro de su propio país. Por lo cual, la descripción detallada del comportamiento político, social, económico, cultural y educativo de China es impresionante. Mientras se lee el libro, el lector se llega a cuestionar varias veces si lo que lee, sucedió de 1966 a 1996, ó se habla del inicio de la civilización china.

 

Entre los relatos, hay dos significativos; el primero es la historia de la madre de la autora, y el segundo es la vivencia de la infancia de Xinran. En ambos relatos, detalla cómo una lucha por el poder alcanzó niveles tan altos de violencia y desorden social que a la fecha intrigan a historiadores y sociólogos, y tienen sumida a China en un caos emocional y de identidad cultural. La crueldad de su sociedad, generada por tantos años de brutalidad se refleja claramente en todo el libro. Se ven los remanentes de la imposición a base de la fuerza de la revolución cultural de Mao.

 

Dentro del caos que vive China, todavía se ve aún más el desorden de vida de las mujeres en pleno siglo XXI. El país ha crecido, se ha dado a conocer en el resto del mundo, pero, sus mujeres siguen siendo tratadas en su mayoría como objetos reproductores y de uso de los hombres. El atraso educativo, el nivel de analfabetismo, el extenso territorio y la cantidad de población; hacen que la vida de una mujer china sea un calvario de desgracias y traumas. El último relato en especial, es prácticamente increíble; el lector puede darse cuenta de que todavía existen aldeas primitivas, que tienen costumbres más que ancestrales, ilógicas y crueles.Nacer mujer en China, es en términos generales un libro que, tanto hombres y mujeres deben leer. Conocer la situación de la mujer en otros países es interesante, pero conocer la situación social de una cultura es aún más interesante. El texto concluye con un epílogo, donde Xinran cuenta como para poder escribir el libro, decide radicar en Londres, buscando la libertad que aún hoy no hay en su país.

Anuncios

4 Respuestas a “Nacer mujer en China

  1. Angeles,

    En efecto da coraje, pero.. ¿Acaso las latinas vivimos mejor que ellas? Los hombres latinos no distan mucho de los hombres chinos.

    Antes de enseñarles a chinos y chinas, hay que aprender nosotras las latinas a alzar la voz y otras muchas caracterísitcas femeninas

    Gracias, un saludo

  2. me parece denigrante y me da pena ajena el saber que en pleno siglo XXI, con toda la modernidad y tecnologia de punta, exista este analfabetismo y ENTES retrogradas que pisoteen asi a la mujer. Las mujeres LATINAS debieramos alzar la voz y enseñarles a esos ENTES chinos salvajes los derechos de la mujer;
    claro despues de un estudio de esa SUB-CULTURA, pues quiza esas mujeres asi esten
    acostumbradas y contentas. en caso de que este relato fuese cierto, en lo personal desconozco. saludos

  3. Hola Isabel,

    Según yo y hasta donde me quedé estaba por publicar otro libro, pero no he verificado en la librerías.

    Saludos

  4. Me gustaría saber si esta escritora tiene algún libro publicado más, y si es así que títulos son. Muchas gracias